Confitería Blanco desde 1898

En 1898 abre sus puertas la Confitería Blanco; entre nuestras numerosas especialidades siempre nos hemos distinguido por la maestría en la elaboración del hojaldre. Ángel Blanco, su fundador, es reconocido como creador de las tradicionales polkas; auténticas delicias autoras de la fama de los dulces torrelavegenses en nuestros días.

La Confitería

Maestros confiteros de generación en generación vienen trabajando con esmero nuestro producto ganándose la confianza y el reconocimiento de todos nuestros clientes.

Nuestro único secreto, productos de primera calidad (mantequilla de la mejor y más pura, las más selectas harinas de Castilla) y el cariño y esfuerzo en nuestra afamada fórmula que conservamos desde hace más de un siglo.

 

Saber más

 

sabor y tradición desde 1898